Gracias

No sabía cuánto te quería, no sabía cuanto te necesitaba hasta que me di cuenta un día, que tú ya no me leías, sin importar mis locuras, creyendo con agonía que mis palabras te habían abierto cicatrices ya olvidadas. Pero eso no era realmente lo que te pasaba, sino que en lugar de cuidarte, como … Sigue leyendo Gracias

Abril

25.04 Me sumergí un martes en ojos profundos, en olas de caricias, en tormentas de besos, en vientos de gemidos. Me sumergí en tu sexo. 18.04 Pensé en ti un martes, y eché de menos los besos, el recorrernos con los labios, mordernos. Echaba de menos momentos, a ti no. 11.04 Me preparé un martes … Sigue leyendo Abril

Marzo

28.03 El martes empezó con un disparo directo a la cabeza, culpable de los movimientos en contra de los engaños que contaban los gobiernos. 21.03 Nuestra aventura empezó un martes de esos apáticos, donde todo sale sin pensarlo, donde encuentras lo que no buscas. 14.03 Me perdí un martes en el laberinto de mis emociones, … Sigue leyendo Marzo

Febrero

28.02 Toque para ti un martes aquella canción olvidada en el fondo de tu cabeza. Con la segunda estrofa tarareaste y me sacaste a bailar. 21.02 Ese martes junto al mar me deje acariciar por la brisa de tus palabras, el reflejo de tus ojos y el suave vaivén de tus brazos. 14.02 Desperté junto … Sigue leyendo Febrero

Clase de tango

Llevo muchos años dando clases de tango, por lo que no entiendo mis nervios ahora mismo. Es mi primera clase en esta escuela, pero llevo haciendo esto años, desde la universidad. Puede ser porque llevo solo cuatro meses en esta ciudad. Llegué a este país con muchas ilusiones, dispuesto a trabajar en lo que realmente … Sigue leyendo Clase de tango

Carta a Pandora

Madrid, 30 de junio de 2005. Querida Pandora, (siempre me gustó ese apodo), Ayer conocí a Frankie. Vino a entregarme la carta que me enviaste hace ya casi treinta años y que nunca llegó a su destino. He de reconocer que ayer me volví a enfadar con  mi madre, reconocí su letra en el sobre “para devolver”. … Sigue leyendo Carta a Pandora

Sueños, nubes

Sabías que para empezar necesitaba algo más que mis manos, otras que me sostuvieran durante un tiempo no eterno, que me agarrasen, que me sirvieran de apoyo en ese mundo en el que me atreví a entrar sin llamar a la puerta.   Tus manos fueron escudo de mi miedo a equivocarme por tener sueños … Sigue leyendo Sueños, nubes